Página de información del Sindicato de Oficios Varios de Toledo de la Confederación Nacional del Trabajo, adherida a la Asociación Internacional de l@s Trabajador@s.
Este blog esta hecho por trabajadores/as y esta dirigido a toda la clase obrera. Intentamos ser lo más plurales posibles dentro de nuestras ideas y prácticas anarcosindicalistas. El blog no tiene por qué compartir las opiniones que no vayan firmadas por este SOV de CNT-AIT Toledo, o por el resto de nuestra organización (CNT), ni siquiera las de los/as colaboradores/as más habituales. Si te apetece colaborar mandandonos textos, articulos, opiniones, quejas, etc. Mandarlo a toledo@cnt.es O cnt_toledo@yahoo.es

Salud

sábado, 22 de agosto de 2009

Agosto de 1944: La CNT y la liberación de París.

Hace 65 años, en agosto de 1944, durante la II Guerra Mundial, las fuerzas aliadas entraban en París. Con ellos y participando en los combates, iban refugiados españoles. Entre los cuales, un nutrido grupo de miembros del sindicato anarcosindicalista español, la CNT y la anarquista FAI.

ARGELIA SUR-Frente Oriental, GRUPO NORTE, NUM, 93D/31, M'DILLA, 12 de abril de 1943.

Extracto de la Ordenanza N º 38. Coronel Delmay de Garenne, el comandante del grupo norte del frente sudeste de Argelia dicta:

"Jesús Abenza, legionario en la 3 ª R-I Elite, pionero detector de minas, que brillantemente se distinguió en el avance el 7 de abril de 1943, liquidando un paso de tanques en el frente de batalla a través de numerosos campos de minas demostrando gran valor y total desprecio al peligro. "
Coronel Delmay de Garenne, comandante del Grupo Norte del frente sur-este .

Al final de la Guerra Civil española y de la Revolución, Jesús estaba en el frente de Madrid y no pudo entrar en Francia hasta principios de 1941. En Perpiñán, fue condenado a un mes de prisión por haber cruzado ilegalmente la frontera. Fue encarcelado en Argelés desde donde fue deportado a Argelia.

"Fue allí donde decidí a inscribirme en el Cuerpo francés de Voluntarios de África con los que hice toda la campaña de Túnez. Luego se sumaron a la Brigada que luego se convirtió en el Regimiento de marcha del Chad, y que se hizo famoso en todas las batallas contra las fuerzas de Rommel en África. Al final de la guerra de África, continuó en las Fuerzas de Francia Libre. Salimos de Casablanca el 4 de abril de 1944, y aterrizamos en Swansea el 22. Después de una estadía en numerosos campamentos militares, nos embarcamos en el buque "Libertad" hacia Normandía el 31 de julio.

Habiendo tenido un sargento del General Leclerc, con trenzas (lo cual no significaba nada para mí), he luchado a través de Francia y Alemania antes de entrar en París, el General Leclerc prácticamente reunió en la 9 º Compañía, a todos los españoles y a los que eramos de la CNT, y formuló la siguiente expresión: "A los soldados de la Francia Libre y a los combatientes extranjeros: Nuestra División que se ha cubierto de gloria en miles de las acciones por la libertad de Francia deberían ser los primeros en entrar en París. Porque sé que ustedes no se retiraran y que colocaran muy alto el honor de la División, yo les ordeno para que estén a la cabeza de las Fuerzas, y ser los primeros en liberar París".

Esto es lo que ocurrió. Fuimos los primeros en entrar en París. Me hice responsable del primer cañón instalado en la plaza del Hotel de Ville (Ayuntamiento). Le llamamos "El Abuelo". Los tanques y blindados y los coches eran "Ascaso", "Durruti" , "Casa Viejas", "Teruel" ... y frente a nosotros o­ndeó la bandera republicana española autorizada por el comandante.

Narrado por Jesús Abenza

Así como de la participación directa en la liberación de París, los anarquistas españoles tomaron parte en la lucha armada contra el régimen fascista de Franco en España, y luchó en la resistencia francesa en toda la ocupación nazi. En la Segunda División Blindada de Leclerc, los españoles formaban todas las compañías que en conjunto formaban prácticamente todo el Batallón, el 3º Regimiento del Chad. "La Nueve ", como la llamaban los compañeros, que fue casi totalmente formado por militantes libertarios del sindicato anarquista de la CNT (Confederación Nacional del Trabajo) y de la Federación Anarquista Ibérica (FAI).

"El contingente español en la Columna Leclerc era tan importante que el propio General Leclerc veneraba la 9ª Compañía de la RMT y rindió homenaje al pabellón español republicano que llevaba. Esto ocurrió en agosto de 1943 cerca de Djidjelli. Esta Compañía estaba completamente compuesta por los españoles, incluidos los oficiales. En otras compañías, había alrededor del 60% de origen español ... Hemos desembarcado en Francia, la I , el 3 de agosto de 1944 sobre la costa normanda. Allí, muchos de nosotros cayeron, sobre todo en el infame bloqueo de la bolsa de Falaise ... En el Cementerio de la Echouche (Normandía), un gran número de los refugiados españoles disminuyó tras los intensos combates ...
En la Primera, había tanques que entraron en París con nombres españoles. La Francia Libre pensó que eramos las fuerzas estadounidenses, y como hablabamos mal francés, esto se tradujo en confusión. Les decíamos: 'No somos americanos, ni ingleses, somos los refugiados españoles". " En la mañana del 25 nos mudamos hacia las afueras, hacia el cuartel de la Place de la Republique. Mucha sangre española corrió de nuevo en la ruta desde el Ayuntamiento a la Place de la Republique ".

Narrado por V. Echegaray

La odisea de la 2ème PP no terminó en París, continuó en las campañas de Alsacia y Lorena. La 9ª se distinguió brillantemente en el Mosela, en la liberación de Estrasburgo el 23 de septiembre, y más tarde en las batallas en territorio alemán, pasando por el campo de concentración de Dachau ( liberado por los estadounidenses ) y la última en abandonar la captura del refugio de Hitler, "El Nido del Aguila","en Berchtesgarten, donde los españoles fueron los primeros en entrar.

La presencia masiva de militantes libertarios en el 2ème PP y, en particular, en la 9 ª Compañía, se explica fácilmente si se toman en cuenta que para muchos de ellos se desprende que, una vez que Francia fuese liberada, sería el turno de España. El compañero Manuel Lozano, que fue condecorado con la Cruz Militar por Leclerc, de la 9 º Compañía, explica: "Nos sumamos a la División Leclerc, porque pensamos que después de Francia, fuésemos a liberar España. En mi compañía, La Nueve, todo el mundo estaba listo con el equipo para el combate en el desierto. Campos, el Comandante de la 3 ª sección, estaba en contacto con la guerrilla de la Unión Nacional que luchaban en los Pirineos. Teníamos todo preparado. Los camiones llenos de equipos y combustible, no estábamos tan lejos de Barcelona. Y luego, quién sabe si la historia de España no pudo haber sido diferente ... " Teniendo siempre en cuenta de continuar la lucha en España, los compañeros de La Nueve habían organizado la recuperación sistemática de armas en los campos de batalla. Dos medias pistas se utilizaron para este fin, y las parte de las armas adquiridas fueron almacenadas en un pequeño taller que Manuel Fernández, un anciano militante de la Unión Forestal, había creado cerca de Montpellier, para su uso por grupos de acción que se infiltraban en España en aquellos años.

Por último hay que señalar que los historiadores oficiales han sido extrañamente silenciosos sobre el papel desempeñado por los españoles en la Resistencia, en general, y en el ejército de Leclerc, en particular. En 1946, Adrien Dansette negó la presencia de combatientes españoles, pretendiendo que fueron ¡¡ los marroquíes !!. Los números de referencias de los españoles pueden ser encontrados tanto en los trabajos de autores como Lapieffe, Collins, o Michel. Incluso el capitán Raymond Dronne que era el Comandante de la 9 ª Compañía, apenas los menciona en su libro sobre la liberación de París, mientras que en su Registro de Campaña, (que se reproduce en español, pero que a nuestro conocimiento no se ha publicado en francés) con frecuencia, y muchas veces con emoción, recuerda a estos combatientes, principalmente los pertenecientes a la CNT-FAI. ¿Es ese silencio voluntario o simplemente por casualidad? En cualquier caso, la participación de los extranjeros, (ya sean españoles o antifascistas alemanes, refugiados polacos, combatientes judíos, argelinos, senegaleses), en la lucha por la liberación, ha sido minimizada sistemáticamente y cuando no, han sido pura y simplemente borrados, lo que permite una imagen de que los franceses fueron liberados por sí mismos - una teoría que permite fácilmente la creación de un gran consenso nacional y de tonificación en la medida de la colaboración con el ocupante Nazi.

No hay comentarios: