Página de información del Sindicato de Oficios Varios de Toledo de la Confederación Nacional del Trabajo, adherida a la Asociación Internacional de l@s Trabajador@s.
Este blog esta hecho por trabajadores/as y esta dirigido a toda la clase obrera. Intentamos ser lo más plurales posibles dentro de nuestras ideas y prácticas anarcosindicalistas. El blog no tiene por qué compartir las opiniones que no vayan firmadas por este SOV de CNT-AIT Toledo, o por el resto de nuestra organización (CNT), ni siquiera las de los/as colaboradores/as más habituales. Si te apetece colaborar mandandonos textos, articulos, opiniones, quejas, etc. Mandarlo a toledo@cnt.es O cnt_toledo@yahoo.es

Salud

lunes, 2 de julio de 2012

Europa de los farsantes y los ladrones

Extraido del periódico Tierra y libertad, nº 287, Junio 2012.

Hace unos meses nos indignábamos porque el Banco Central Europeo, para que el gobierno español (delegación de Alemania en el Protectorado de España), pudiese financiarse y comprar deuda pública, dejaba dinero a los Bancos españoles al 1 por ciento de interés y estos se lo prestaban al gobierno español al 4, 5 y 6 por ciento, con lo que, de alguna manera, se estaba ingresando dinero a los bancos para que hiciesen un negocio redondo, por el simple hecho de hacer de intermediarios.
Los bancos a pesar de todos estos trucos y robos legalizados, están bajo sospecha de haber estado engañando a todo el mundo: al Banco Central Europeo, a los gobiernos de España, a los depositantes en Participaciones Preferentes (PP) a quienes les han desposeído de sus ahorros (si esto no es un robo que venga Dios, si existe, y lo vea), a todos los habitantes del país a los que engatusaron con los préstamos desorbitados para comprar viviendas con precios hinchados y falsos, cuando sabían que solo poseían su salario para hacer frente a los pagos y que en el momento que hubiese una crisis no podrían garantizar su devolución.
No hay que olvidar que mientras esto estaba pasando a los españoles nos recortaban los sueldos, nos rebajaban las prestaciones por desempleo, nos aumentaban la edad de jubilación, nos aplicaban reformas laborales para que las empresas pudiesen deshacerse de los trabajadores que más cobraban para contratar a otros con salarios basura, se permitía que las ETT pasaran a controlar todo el tema de la contratación, se nos subían los impuestos indirectos (IVA) para que los que más tienen no paguen más que los que no trabajan, se nos recortaban las prestaciones sanitarias, se desmantelaba la escuela pública, se subían de forma desorbitada las tasas universitarias, se...., se..., se...
Ahora se dan cuenta, tanto el gobierno español como los "socios" europeos que los bancos españoles no tienen las cuentas claras, que no están todo lo saneados que decían y empiezan a querer investigarlo. Iniciado este proceso los bancos falsamente saneados empiezan a temblar; Rato le dice a su Partido Popular: Aquí hay un pufo que no lo salva nadie, por favor despedidme.
Al PP le entran las prisas, destituye a Rato y pone a un señor con un apellido casi impronunciable, Goirigolzarri, que nacido en Bilbao en 1954, se retiró del BBVA en 2009 (con sólo 55 años) con una pensión supermillonaria de tres millones de euros al año, dinero que cobró de una tacada y que le supuso embolsarse 68,7 millones de euros.
Este "señor" no ha tenido escrúpulos para llevarse 11.143 millones de pesetas en una prejubilación cuando sus amigos banqueros y especuladores financieros quieren aumentar la edad de jubilación de los trabajadores a los 70 años, ¿hasta cuando vamos a seguir permitiendo esto?
Este "señor" quiere, ahora, que el gobierno español invierta en Bankia para reflotarla y, posteriormente, que se venda al mejor postor. O, sea, que cuando dé beneficios se privatice, mientras que las pérdidas las habremos pagado entre todos los españoles, ¿hasta cuando vamos a seguir permitiendo esto?
Si todo esto se hace así nos encontraremos con que volverá a crecer la deuda pública ya que el Banco Central Europeo (nuestros amigos de Europa) no deja que Bankia le pueda pedir un crédito para sanear sus cuentas, ahora el crédito lo tiene que pedir el gobierno de España, todo lo contrario que cuando él se tenía que financiar. Esto es pura lógica capitalista, todo el mundo tiene que hacer negocio con el dinero que nosotros hemos depo-sitado en los bancos, mientras a los depositantes nos dan por el culo, primero los bancos hacen su agosto prestando dinero al gobierno, ahora es el gobierno quien tendría que hacer su negocio prestando a Bankia, pero como el "señor finan-ciero vasco" lo que quiere es que el gobierno entre a formar parte de los inversores, este no podrá prestar el dinero al 4, 5 o 6 por ciento como antes había hecho Bankia con el gobierno, en este caso lo pondremos

como inversión, pagaremos el 1 por ciento o lo que quiera el Banco Central Europeo y después invertiremos el dinero para no sacar ningún interés, ¡qué listo el banquero!
A partir de ahora y siguiendo la política del "señor" Goirigolzarri, los bancos españoles no prestarán dinero a los españoles, invertirán con ellos y cuando esté todo pagado se retirarán, vendiendo sus acciones, que es lo único que recuperarán de su inversión. No sé si esta nueva lógica capitalista le gustará a Botín y a los otros, pero es lo que quiere implantar el señor Goirigolzarri, "por fin alguien que piensa que la banca debe repartir el dinero entre el pueblo". Dejemos de soñar, ni Goirigolzarri se ha vuelto una hermanita de la caridad ni están dispuestos a nada de todo esto.
Ellos, los buitres (banqueros y especuladores), están dispuestos a que el gobierno les inyecte capital sin intereses y sin pagar por ello; están dispuestos a dejarle dinero al gobierno ganando un 5 por ciento de interés, están dispuestos a prestar dinero a los clientes hipotecando sus viviendas para poderse quedar con ellas, pero no están dispuestos a pagar con esas viviendas los préstamos que les hace el gobierno.
Están dispuestos a engañar a los depositarios mayores (jubilados) para que inviertan en unas Participaciones Preferentes que suponen, preferentemente, que se quedan sin su dinero de por vida y el banco dispone de él a su antojo; están dispuestos a hacerles firmar a estos mismos ancianos rentas vitalicias, con las que les aseguran una pensión de por vida pero, en la mayoría de los casos, les secuestran el control del dinero de por vida; están dispuestos a quedarse con todo para ser los más ricos del cementerio...
El negocio de Europa y de los capitalistas europeos (sobre todo alemanes) está claro, arruinar a todas las economías periféricas para después poder quedarse con todas sus empresas, territorios y tener a sus habitantes como mano de obra esclava que tenga que trasladarse a trabajar hacia otros lugares. Eso para los que puedan estudiar y tengan preparación, y el resto a quedarse muriendo de hambre en sus países de origen porque nos utilizarán para limpiarles las botas, las babas y los culos cuando vayan a retirarse o veranear a sus cálidas costas.
El deseo de Alemania y de las grandes corporaciones financieras e industriales de ese país, siempre ha sido este, para ello hicieron dos guerras mundiales, a cual de las dos más atroz e inhumana, para lograr tener a los europeos, no germánicos, bajo su dominio y su control, cosa que ahora están consiguiendo con el engaño del euro, de la Europa Unida, de la libertad de comercio y de la libre circulación de capitales por toda Europa.
Dejémosles solos, no paguemos un euro más de la deuda, salgamos de la Europa del euro y construyamos un mundo sostenible, una vida duradera y de calidad para nosotros y para nuestros hijos.
Mandemos a los especuladores y a los gobernantes que les protegen a la cárcel y que paguen por el daño que han hecho, que paguen por los crímenes que están cometiendo (genocidio con ancianos y enfermos crónicos) y que devuelvan todo el dinero que han evadido, que nos han robado y que ahora quieren que devolvamos los demás.
Ya no hay pan para tanto chorizo, ya no hay pan para comer, ya no hay pan para aguantar que nadie nos represente y que hable en nombre del pueblo, ya no hay pan para vivir. Que nos dejen tranquilo nuestro pan y si quieren comer pan que planten el trigo, que lo recojan, que lo muelan, que amasen la harina, que la pongan en el horno, que la cuezan y después, si les quedan ganas, que se lo coman. Nosotros llevamos generaciones haciéndolo y hemos sobrevivido, somos supervivientes y no dejaremos que estos parásitos nos exterminen.

M. Vicent.

No hay comentarios: