Página de información del Sindicato de Oficios Varios de Toledo de la Confederación Nacional del Trabajo, adherida a la Asociación Internacional de l@s Trabajador@s.
Este blog esta hecho por trabajadores/as y esta dirigido a toda la clase obrera. Intentamos ser lo más plurales posibles dentro de nuestras ideas y prácticas anarcosindicalistas. El blog no tiene por qué compartir las opiniones que no vayan firmadas por este SOV de CNT-AIT Toledo, o por el resto de nuestra organización (CNT), ni siquiera las de los/as colaboradores/as más habituales. Si te apetece colaborar mandandonos textos, articulos, opiniones, quejas, etc. Mandarlo a toledo@cnt.es O cnt_toledo@yahoo.es

Salud

viernes, 30 de mayo de 2014

MIJAIL BAKUNIN. 200 AÑOS DE ANARQUÍA

Artículo publicado en el último del periódico CNT por el 200 aniversario del nacimiento de Bakunin

El 18 de mayo de 1814 (30 de mayo según el calendario occidental) nació en Premujino Mijail Alexandrovich Bakunin. Hijo de un diplomático muy cercano a la corte el Zar, Bakunin contó con una formación militar y académica. Pero a pesar de ello desde muy pronto se comenzó a formar una personalidad que no le gustaba lo establecido. Bakunin comenzó a tomar contacto con personajes como Herzen y Ogarev, bebió de la tradición revolucionaria rusa representada por la rebeliones cosacas de Stenka Razin en el siglo XVII y Yemelian Pugachov en el siglo XVIII, se acercó a lo que había significado la lucha de los decembristas rusos en 1825 como reflejo de las revoluciones de 1820 en Europa occidental.
Pero fueron sus viajes a Europa occidental lo que terminó por formar al revolucionario Bakunin. Allí conoció de cerca la filosofía de Hegel, de Kant, de Feuerbach. Tomó amistad con el poeta George Herwegh. En París Bakunin conoció a Marx, Engels y Proudhon. Bakunin quedó fascinado con estas figuras si bien critico muchos aspectos de ellos. A Marx lo consideró un vanidoso, a Engels un maestro de la calumnia y a Proudhon lo acusó de excesivo idealismo. Aun así Bakunin admiraba a todos ellos.
En 1848, al calor de las revoluciones democráticas que se extendían a lo largo y ancho de Europa, Bakunin participó en mayo de 1849 en la rebelión popular de Dresde. Junto a él participaron revolucionarios como Huebner o el músico Richard Wagner. A pesar de que la rebelión fue aplastada, incluso Marx reconoció en 1852 en su carta Revolución y contrarrevolución en Alemania la importancia de Bakunin en este acontecimiento.
            Bakunin fue detenido y penó por numerosas prisiones, incluida su extradición a Rusia y su reclusión en la terrible fortaleza de Pedro y Pablo. A pesar de las torturas y de supuestas confesiones sacadas merced a las mismas, Bakunin fue deportado a Siberia de donde logró evadirse en 1861 gracias a la colaboración el gobernador de la zona, Muraviev, pariente lejano del revolucionario ruso. Tras un breve paso por Japón, Panamá y Nueva York, llegó nuevamente a Londres.
En la capital inglesa Bakunin volvió a tomar contacto con Herzen y el grupo alrededor del periódico Kolokol. Pero Bakunin había avanzado mucho más en su pensamiento y las tendencias de Herzen y Ogarev se le quedaban estrechas. Funda por ello una organización internacional a la que le da el nombre de Alianza de Socialistas Revolucionarios que luego será Alianza de la Democracia Socialista teniendo integrantes en Suecia, Noruega, Dinamarca, Bélgica, Inglaterra, Francia, España e Italia.
Bakunin no solo contribuye con su trabajo a la creación de movimientos y asociaciones revolucionarias en Europa occidental, sino que sus teorías llegan al corazon de la misma Rusia donde contribuye también a la expansión de circulos revolucionarios contra el zarismo.
Poco después Bakunin se integró también en la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT). El debate que se generó dentro del seno de la AIT llevó a su ruptura. Por una parte Marx consideraba que el modo de organización de la Internacional tenía que ser centralista donde el Consejo General tuviera capacidad decisoria. Bakunin, pero también los seguidores de Proudhon, consideraban que la AIT tenía que tener una estructura federal, donde las secciones marcarán el devenir de la organización y el Consejo General solo fuese un órgano meramente ejecutivo. Esta diversidad de opiniones llevó a la ruptura de la Internacional.
Aun así los pensamientos que se expandían por Europa generaron movimientos como la Comuna de París de marzo de 1871. En el movimiento revolucionario que se generó en Lyon un poco antes, en septiembre de 1870, Bakunin tuvo una participación activa. Formado un Comité para la Salvación de Francia, inmersa en la guerra contra Prusia, Bakunin y otros tomaron el Ayuntamiento de Lyon. Junto a él personajes como Ozerov, Blanc o Bastelica. El fracaso de la revolución le hizo huir a Marsella y salir posteriormente de Francia, estableciéndose en Locarno junto a su amigo Carlo Cafiero en La Baronata. La ruptura de la Internacional, el desengaño que le llevó a romper relaciones con un personaje como Nechaiev, marcaron la última etapa de vida de Bakunin. A pesar de ello siguió escribiendo libros donde desarrolló sus conceptos del patriotismo, del anarquismo, de la participaciones de los trabajadores en las luchas obreras, del antiteologismo y el ateismo, del nacionalismo, etc. Incluso inició la traducción de El Capital de Marx al ruso.
El 1 de julio de 1876 fallecía en Berna Mijail Bakunin, uno de los grandes revolucionarios que marcaron la historia del movimiento obrero, revolucionario y anarquista de los años venideros. Su muerte fue sentida por todas las escuelas del socialismo si bien la unidad del proletariado, solicitada al pie de su tumba por los que asistieron al entierro, nunca se llegó a conseguir.

No hay comentarios: