Página de información del Sindicato de Oficios Varios de Toledo de la Confederación Nacional del Trabajo, adherida a la Asociación Internacional de l@s Trabajador@s.
Este blog esta hecho por trabajadores/as y esta dirigido a toda la clase obrera. Intentamos ser lo más plurales posibles dentro de nuestras ideas y prácticas anarcosindicalistas. El blog no tiene por qué compartir las opiniones que no vayan firmadas por este SOV de CNT-AIT Toledo, o por el resto de nuestra organización (CNT), ni siquiera las de los/as colaboradores/as más habituales. Si te apetece colaborar mandandonos textos, articulos, opiniones, quejas, etc. Mandarlo a toledo@cnt.es O cnt_toledo@yahoo.es

Salud

viernes, 10 de junio de 2016

Sí, somos CNT

El pasado sábado 4, el diario digital El Español publicaba un artículo bastante llamativo. Al parecer, el medio de comunicación que dirige Pedro J. Ramírez acaba de descubrir que existe lo que tantas veces hemos dicho desde CNT: hay otra forma de hacer sindicalismo. Sin embargo, el periódico omite un “detalle”: esa “otra forma” existe desde hace muchos años.
Hay más curiosidades. Al parecer, El Español no está al tanto de que CNT, una organización fundada hace 106 años, practica esa “otra forma de hacer sindicalismo”. En concreto, el diario en cuestión desconoce que en esta organización no cobramos subvenciones ni tenemos personas liberadas. En otras palabras, que no dependemos del Estado, sino de nosotras y nosotros mismos.
En el artículo citado, el citado periódico relata las peripecias de un nuevo sindicato, ligado –como prácticamente todos- a un partido político. Nada nuevo bajo el sol. Sin embargo, la “novedad” sería otra: su decisión de no recibir subvenciones públicas para financiarse (por cierto, cosa que sí hace el partido al que están ligados).
Sin embargo, se le escapa al diario de Pedro J. que no hay nada más que diferencie al nuevo sindicato del resto de organizaciones a las que dicen enfrentarse. Somos no supone una crítica a ningún aspecto substantivo de un modelo sindical profundamente corrupto, heredero del sindicalismo vertical franquista, y participa de su manifestación más perniciosa: los comités de empresa.
Son estos comités de empresa (o delegados/as de personal en las empresas de menor tamaño), elegidos mediante el proceso de elecciones sindicales, los que mantienen los peores privilegios de la casta sindical: crédito horario, inmunidad ante despidos y sanciones, prioridad de permanencia en caso de despidos por motivos económicos frente al resto de la plantilla, derechos de información reservada. Pero, sobre todo, mediante este proceso acceden a un privilegio más perjudicial para la clase obrera: la potestad para negociar convenios y pactos de carácter colectivo por el conjunto de la plantilla o el conjunto del sector, sin necesidad de contar con afiliados/as en dichos sectores o plantillas e incluso sin necesidad de escuchar o tener en cuenta a las mismas.
Frente a esto, la CNT sí que promueve el ejercicio de un modelo sindical diferente: el de secciones sindicales frente a comités de empresa. En estas secciones ninguna persona detenta privilegios de ningún tipo sobre cualquier otra y sus acuerdos solo son aplicables a sus miembros o, para firmar acuerdos de carácter más amplio, la sección sindical necesita el acuerdo de la asamblea de trabajadores/as.
Sin ánimo de dar alas a quienes –por enésima vez- intentan aprovecharse de la clase trabajadora para promover un proyecto partidista, nos gustaría comentarle a El Español –y a todos los demás medios- tres “detalles”, para que los tengan en cuenta en futuras crónicas:
  • 1. Vale, es verdad: existe otra forma de hacer sindicalismo.
  • 2. Por cierto: esa “otra forma” se llama, aunque a algunos les chirríe, anarcosindicalismo.
  • 3. Y por si acaso: el anarcosindicalismo, que no es otra cosa que el sindicalismo basado en los principios anarquistas, es defendido por CNT.

Hoy también nos gustaría ofreceros tres “síes”:
  • - Sí, somos el sindicato que llevó a la práctica la teoría libertaria, demostrando que otra sociedad es posible.
  • - Sí, somos el sindicato que resistió a la larga noche de la dictadura franquista.
  • - Sí, somos la organización que día a día mantiene su lucha a favor de la clase trabajadora en un amplio número de empresas.

Pero también tenemos tres “noes”:
  • - No, no somos los que un día sí y otro también traicionan a la clase obrera.
  • - No, no somos los que venden a las trabajadoras y trabajadores en los comités de empresa.
  • - No, no somos los que viven del sindicalismo.

Sí, somos CNT.

No hay comentarios: